Perú, los desconectados y la necesidad de dar cuenta de por qué es necesaria la conectividad
Gestión

16/Sep/2021|Opinión|

Columna de opinión escrita por Carlos Huamán Tomecich y publicada originalmente en Gestión el 14 de septiembre del 2021.

Según información del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) al primer semestre de 2020, solo 20,000 centros poblados, de un total de 100,000, tenían cobertura con tecnología 4G.
Esto equivale a que 6 millones de peruanos en 80,000 comunidades no cuentan con el estándar de conectividad indispensable para acceder a clases virtuales, por ejemplo, situación que refleja la evidente necesidad de profundizar la inversión en expansión de la cobertura de la conectividad digital en el país. Durante los últimos años, la infraestructura de redes de fibra óptica nacional, fibra óptica metropolitana y de estaciones base celulares (EBC o antenas) registra una importante tasa de crecimiento anual promedio de 12%, 9% y 21%,respectivamente. Sin embargo, el fuerte crecimiento en la tenencia y consumo de internet fijo y móvil exige el fortalecimiento de condiciones sostenibles para una mayor expansión de cobertura y capacidad de red de aquí en adelante. En ese marco, que Perú sea ahora el 2° mercado con los precios de internet más bajos en Sudamérica representa una muy buena noticia para los usuarios, pero al mismo tiempo una mala noticia para los no usuarios en el Perú No Conectado, debido a que esto impacta en una caída de 11% y 52% en los ingresos e inversiones del sector en el año 2020, lo cual afecta directamente la expansión de cobertura. De hecho, las inversiones en dicho año descendieron a un mínimo histórico de S/2,000 millones, luego de que en 2019 se ubicaran en S/ 4,300 millones.

Ante este escenario, ¿Cómo financiar la aún necesaria expansión de cobertura? En enero del presente año, el MTC dispuso un importante incremento de 10% a 40%en el tope porcentual que los operadores móviles con red (OMR) pueden aplicar cada año respecto a sus contribuciones por canon de espectro radioeléctrico para la expansión de infraestructura móvil, modalidad conocida como “canon por conectividad”

Según el propio MTC, en el poco tiempo desde su entrada en vigor esta norma ha motivado hasta ahora compromisos de inversión por S/ 74 millones por parte delos operadores, en 136 centros poblados de 18 departamentos del país. Este resultado positivo sugiere la conveniencia de elevar de forma progresiva el tope porcentual aplicado a la modalidad de canon por cobertura, y además extender su uso a otras obligaciones económicas incurridas por los operadores, tales como la tasa de explotación comercial o incluso las multas impuestas por Osiptel.

De manera adicional, es necesario también promover un uso eficiente del espectro radio eléctrico, ante la pronta llegada del 5G a la región. Al respecto, en los próximos meses el MTC tiene programada la adjudicación de 90MHz para la provisión de servicios 4G en las bandas AWS-3 (60 MHz) y 2.3 GHz(30 MHz).

Debido a que los operadores de telecomunicaciones enfrentan ahora el desafío de planificar el crecimiento de sus redes 4G y 5G de forma simultánea, corresponde ala nueva administración del MTC una revisión integral de las condiciones del proceso de licitación de estos 90 MHz, y evaluar la posibilidad de integrarla con la adjudicación de un total de 500 MHz (200 MHz en reordenamiento y 300 MHz en licitación) en la banda 3.5 GHz, habilitada para el despliegue de futuros servicios5G.

Esto generaría una licitación integrada de 590 MHz, que crearía condiciones para una asignación eficiente de espectro radioeléctrico, en términos del incremento de capacidad adjudicada y compromisos asumidos por cada operador, más aún si los60 MHz de la banda AWS-3 son distribuidos en varios bloques y no en un solo bloque, también como una forma de promover una licitación más competitiva.

Finalmente, para lograr un mayor uso de los servicios de gobierno y economía digital de alto impacto favorable en el bienestar de los peruanos, es necesario complementar estas medidas relacionadas a la conectividad digital con otras relacionadas a la alfabetización digital, materia también con una histórica agenda pendiente por atender