La desigualdad al acceso de internet sigue siendo un tema pendiente del gobierno
Perú21

19/Jul/2020|Prensa, Web|

La pandemia puso en evidencia lo lejos que estamos de tener un eficiente sistema de telecomunicaciones. Es urgente mejorar en temas de conectividad.

Dos términos que normalizamos durante la cuarentena en Perú fueron teletrabajo y clases online. Muchos nos acostumbramos, obligados por las circunstancias, a trabajar y estudiar frente a una computadora. Pero no todos pudieron hacerlo. Esto en gran parte por la brecha de conectividad que existe en el país.

Carlos Huamán, CEO de DN Consultores y experto en telecomunicaciones, reconoció que la pandemia ha desnudado nuestros problemas de acceso al Internet. Se comprobó con el proyecto educativo Aprendo en casa y el proyecto del Ministerio de Educación para llevar tablets a niños de todo el Perú.

Esto supone un reto enorme al existir muchas localidades sin acceso a Internet. Uno de los temas pendientes del gobierno es la expansión de la conectividad en dos frentes: la fibra óptica y el espectro radioeléctrico (las redes 4G y 5G).

“En la fibra óptica ya es evidente que el modelo de la red dorsal está lejos de ser un éxito, sabemos que jurídicamente existen dificultades en el desenlace de la relación entre el Estado peruano y (el operador mexicano) Azteca. Pero no queda otra que pisar el acelerador y que eso deba cambiar”, explicó Huamán.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha anunciado que la operación de la red dorsal va a pasar al Estado durante un tiempo. Para Huamán esto debe ser motivo de alerta, ya que por la naturaleza de cambios tan acelerados que tiene un sector como el de tecnología es necesario que la inversión provenga del sector privado.

Por el lado del espectro radioeléctrico, es necesario que el Estado avance más rápido en la asignación de las bandas necesarias para los servicios 4G y en un futuro 5G.“Esto es importante en la medida que el espectro es como una carretera sobre las cual las redes móviles funcionan. Es la autopista de información”.

Sobre las políticas de Estado para la conectividad, el especialista propuso que debe idearse un cambio en el modelo del acceso universal: “En resumen, significa Internet para todos, pero hasta ahora no se ha logrado que la penetración en el uso de Internet sea, no solo el que deseamos, sino el que debe ser”.

Otra deuda pendiente es que el Internet realmente llegue a las zonas del país más alejadas, no por ser románticos, indicó Huamán, sino porque todo usamos Internet, mucho más que antes. “Entonces, si el modelo del Estado no ha logrado tener éxito en la expansión y uso del Internet, pensemos en modelos donde el privado tenga un mayor grado de intervención”.

Rocío Pacora, comunicadora y docente de Educación Continua de la USMP, acotó que las estrategias y políticas públicas “están tocándonos muy por encima y este contexto nos ha demostrado que no estábamos a la altura”.

“Nos estamos enfrentando desde un déficit de infraestructura de telecomunicación, sin un correcto marco regulatorio, y con la carencia de habilidades digitales, lo que se conoce como analfabetismo tecnológico”, mencionó.

Pacora agregó que si bien esta tarea debe hacerse desde las escuelas y empresas, los usuarios también debemos ampliar el radar, “pensar en cómo involucrarme y ser parte de este cambio. Porque el COVID-19 ya nos tiró a la piscina”.

Cabe recordar que el Estado, durante el último mes, realizó una asignación temporal a los operadores de Internet, lo que les permite responder, por lo menos a corto plazo, ante el incremento de la demanda. Otro punto positivo, apuntó Huamán, es que el gobierno ha emprendido una campaña muy sólida para promover los beneficios de las antenas.

“Sobre los temores que existen, científicamente la OMSha dicho que no hay ninguna relación con enfermedades. La labor de la autoridad es llevar ese mensaje a la ciudadanía, sobre el hecho que no genera ningún perjuicio. Lo saludamos y esperamos que rinda frutos”, agregó.

LOS RETOS A FUTURO

Conocido el problema, es pertinente ofrecer soluciones. Huamán hizo referencia a dos puntos que deben entrar a la agenda del último año de gobierno de Vizcarra.

“En otros países ya está resuelta la conectividad, en el Perú no. Diría que en el último año resolver la red dorsal sería un tema fundamental, y sentar las bases para que el próximo gobierno pueda facilitar el despliegue del servicio 5G”, apuntó.

Por su lado, Erick Iriarte, abogado especialista en derecho digital, puntualizó que se debería pensar en el Internet como un servicio básico. “En el Acuerdo Nacional, en la política 35, se habla del Internet que debe ser para todos”.

A su vez manifestó: “Algunos proyectos de ley van alineados al acceso de Internet como un derecho constitucional, como lo es el acceso al agua, salud o educación. Internet es un elemento esencial para los procesos democráticos, culturales y sociales, y claramente la pandemia ha reflejado esta necesidad”.

Artículo original publicado por Perú 21 (19/jul/2020)