Efecto coronavirus: Telefónica, Claro, Entel y Bitel registrarían menos demanda prepago y menos ingresos
Semana Económica

13/Abr/2020|Prensa, Web|

Las ‘telcos’ también aumentarán sus gastos en mantenimiento para asegurar la continuidad de sus servicios. La situación de cuarentena no sólo impactará en sus ingresos, también retrasará sus planes de inversión.

Las ‘telcos’ enfrentarán en marzo una caída en la demanda prepago, además del riesgo de impago en plena cuarentena por la propagación del coronavirus. También asumirán mayores costos en mantenimiento para garantizar la continuidad del servicio durante el estado de emergencia. Esto no solo tendrá un impacto negativo en sus ingresos —en un en escenario en el que los ingresos de la industria vienen cayendo antes del Covid-19—, también afectaría sus planes de inversión.

Ingresos en caída

Tras la disposición de Osiptel que prohibió a las ‘telcos’ dar de baja sus servicios por falta de pago, “el promedio de cobranza ha caído entre 65% y 70%”, contó Alejandro Jiménez, exgerente general de Osiptel. Pese a que esta medida tiene el objetivo de beneficiar a los clientes con menor ticket, como los prepagos y algunos pospagos, estaría siendo aprovechada por clientes que sí pueden pagar.

A esto se suma una reducción en la demanda de los segmentos prepago. “Han caído hasta 70%”, mencionó Gonzalo Ruíz Díaz, economista asociado de Macroconsult y expresidente de Osiptel. La razón es que, durante el estado de emergencia, la mayoría de los clientes ha cambiado el uso de datos móviles por el Internet fijo. Si bien las empresas podrán recuperar los pagos en los meses siguientes, no sucederá lo mismo con la demanda perdida. “Regresará a los niveles anteriores, pero no recuperan la demanda perdida de marzo”, dijo Ruíz Díaz.

Los más afectados serán los operadores con mayor número de clientes prepago, como Bitel. Aunque en el contexto actual del sector ninguna se salva: Telefónica inició el año pasado un agresivo plan para rentabilizar su negocio y recuperarse de las pérdidas de los últimos años; mientras que Entel recién llegó a su punto de equilibrio en el 2019, y este año comenzaría a rentabilizar y consolidar su negocio. Los impactos del coronavirus podrían dificultar estos planes. “Sus ingresos de un mes podrían caer hasta 15%”, según Ruíz Díaz. “Son operadores de escala internacional, pero la situación en Perú es frágil”, agregó Carlos Huamán Tomecich, CEO de DN Consultores. Así, los ingresos del sector telecomunicaciones podrían volver a caer este año.

El impacto será aún mayor en los jugadores medianos como empresas ‘cableras’ que operan en provincias y concentran más de 5,000 clientes. “Son operadores que dentro de su clúster geográfico están consolidados y [con la falta de pagos] también serán afectados”, señaló Huamán Tomecich. Incluso podrían quebrar “al ser mucho más frágiles por su escala y sus pocas espaldas financieras”, coincidió Jiménez.

Más impactos

Por otro lado, Telefónica, Entel, Claro y Bitel* están aumentando la capacidad de sus redes y sus gastos en mantenimiento para soportar el incremento en la demanda de datos. Desde que inició el estado de emergencia, el tráfico de datos de redes móviles y fijas se elevó 24% en promedio, según Osiptel. “Es un incremento desmesurado de datos que implica un gasto imprevisto de opex”, aseguró Huamán Tomecich. Con estas tasas existe un riesgo de sobrecarga de red o colapso de los servicios, coinciden las fuentes. “Se deben tomar medidas para reducir el tráfico”, comentó Jiménez. Netflix, la plataforma que consume el mayor porcentaje de datos, decidió reducir la calidad de su contenido en Latinoamérica para no sobrecargar las redes. Facebook e Instagram también tomaron esta decisión.

Ante esta situación, las ‘telcos’ se verían obligadas a retrasar y reformular algunos planes de inversión, como la expansión del 4G y los inicios de la tecnología 5G. “Van a estar más preocupados en recuperarse de este ‘bache’”, dijo Ruíz Díaz. Esta recuperación podría tomar hasta tres trimestres y recién en el cuarto trimestre se reactivaría el ritmo de sus inversiones.

*Las empresas declinaron participar directamente en la elaboración de este artículo.

Artículo original publicado por Semana Económica (31/mar/2020)